15 jul. 2011

Tecnología y Benchmarking: una variable de la enseñanza con casos

Una variable interesante de la enseñanza con casos, que propongo como metodología efectiva y confiable, es la enseñanza a través del Benchmarking. 
El Benchmarking es un concepto muy utilizado en los círculos de la empresa y los negocios, y  puede definirse como un proceso sistemático y continuo para evaluar comparativamente los productos, servicios y procesos de trabajo en organizaciones. 
Su utilización responde al propósito de transferir el conocimiento de esas prácticas y su aplicación a otras organizaciones. El concepto de Benchmarking se sintetiza entonces, en nuestro contexto, como la voluntad expresa de una institución por identificar las mejores prácticas que se llevan a cabo en otras instituciones, e implementarlas de alguna manera, en la propia institución.
Al analizar la inclusión de las tecnologías en las instituciones de enseñanza superior, partimos de algunos supuestos en cuanto a sus potenciales y ventajas:
-        Los estudiantes pueden acceder a la enseñanza de calidad desde cualquier lugar y en cualquier momento.
-        La información a obtener ya no es propiedad “exclusiva” del profesor, sino que se puede acceder a ella mediante diferentes canales.
-        Los materiales multimediales o en el internet, responden a criterios de organización y de diseño que los convierte en más eficaces y dinámicos para los alumnos[1].
-        Las NT pueden diseñarse para facilitar destrezas de aprendizaje de orden superior, tales como  la resolución de problemas y el pensamiento crítico.
-        Las NT facilitan la comunicación y la interacción entre docentes y estudiantes.
-        Las NT pueden facilitar el trabajo colaborativo y grupal, el uso de profesores invitados de otras instituciones, clases internacionales, etc[2].
A través del Benchmarking, apelamos al análisis de la “buenas prácticas” universitarias. El estudio, la comprensión y el análisis tienen el propósito de transferir el conocimiento de esas prácticas y su aplicación a otras organizaciones.
El concepto de Benchmarking nos propone entonces definir la “buena práctica”, en función de criterios pedagógicos, filosóficos e institucionales; aprender de las “buenas prácticas” de otras instituciones – abriendo de este modo líneas posibles de cooperación inter-institucional; y plantear por último una estrategia de aprendizaje interno que da cuenta de la necesidad de reorganización y reestructuración propias de la inclusión del componente tecnológico en la enseñanza.




[1] Por supuesto, en la medida que estos criterios se cumplen. No todo material multimedial o internético es efectivo o adecuado para la enseñanza, y en ocasiones responden a criterios tradicionales y directivistas.
[2] Mediante el uso de Google docs en el primer caso, o de Wiziq en el segundo. 

5 comentarios:

Cátedra de Elementos de Álgebra dijo...

Hola Marcelo,
no había escuchado de Benchmarking... espero haberlo transcripto bien... me resultó muy interesante y relacionable con el trabajo colaborativo: mirar cómo lo hace el otro y copiar modelos óptimos para hacer mejor una producción.
También lo relacioné con la charla de Mitri en la que dice "vale mirar al otro grupo"
Es una nueva tendencia.
Saludos,
Carolina.

Marcelo dijo...

Gracias Carolina por tu comentario, efectivamente, tambien nosotros como educadores podemos nutrirnos de disciplinas bien diversas para mejorar nuestras practicas.

Saludos!

Mariela Gonzàlez dijo...

Me pareció un aporte interesante. Muchas gracias por la invitación

Congreso Virtual La Escuela del Futuro dijo...

Estimado Marcelo: gracias por compartir este artículo en el Congreso! Adhiero totalmente a la idea de llevar el benchmarking a las instituciones educativas, no sólo para los aspectos tecnológicos sino para todas las áreas de la institución.
Para muchos educadores los términos y procedimietos propios de las empresas son "mala palabra", pero somos unos cuantos los que pensamos que las instituciones educativas tienen que utilizar estas herramientas y estrategias para mejorar.
Las NT felizmente ayudan a compartir desinteresadamente y facilitan el benchmarking. Siempre pienso que puedo darle a otra persona todo el proyectos educativo y proyectos de aula de mi escuela ya que en su escuela funcionarán de otro modo, porque las escuelas no somos fábricas y factor humano tiene un peso muy importante que sin dudas marca la diferencia y puede llevar al éxito o al fracaso un proyecto por bien redactado que esté.
Saludos!
Natalia Gil de Fainschtein
Directora de Excellere Consultora Educativa
http://excellereconsultoraeducativa.ning.com

Marcelo dijo...

Gracias Natalia, por tu comentario y aprovecho para felicitarte nuevamente por la iniciativa del II Congreso Virtual, que descuento será un gran éxito. Cuenten nuevamente con mi presencia.