25 ene. 2011

La gestión de referencias bibliográficas - Zotero

En algunos de mis artículos hice referencia al software existente en el mundo del Open Source – Código abierto -  y entre los destacados mencioné al Zotero. (click acá)
Zotero es una herramienta, que funciona como aplicación del navegador Mozilla – también éste perteneciente a Open Source – y es un excelente administrador de información especialmente útil para investigadores y estudiantes universitarios.
¿Qué hace un gestor de referencias bibliográficas[1]?
Básicamente, los gestores de referencias bibliográficas producen tres acciones:
a.       Búsqueda de referencias en diferentes bases de datos, páginas, buscadores y demás.
b.      Organización de una base de datos personal, da fácil utilización y con posibilidades de compartirla con otros usuarios – investigadores.
c.       Inserción de referencias bibliográficas en un documento Word, en el formato requerido por el usuario.
a.       Búsqueda
Zotero viene equipado con direcciones predeterminadas de bases de datos especializadas, en las cuales se podrán acceder fácilmente a los datos requeridos.
Asimismo, Google Scholar, que es una de las bases de datos más completa en lo que a referencias se conoce, nos permite exportar directamente las referencias buscadas a nuestra base de datos.
b.      Organización
Zotero permite organizar nuestras referencias bibliográficas en directorios y sub-directorios, de acuerdo a nuestras necesidades:

En esta vista, podemos apreciar el fichero general de Referencias Bibliográficas, y los sub-ficheros creados por el autor. A la derecha, cuatro ítems, tres de ellos son libros (íconos azules) y el cuatro, un artículo científico (ícono blanco)
Zotero nos permite diferenciar fácilmente el tipo de ítems creados, y al presionarlos, toda la información existente en la base de datos de procedencia. En caso de no encontrar el artículo en una base de datos, también podemos insertarlo en forma manual.
Así se ve un ítem importado o construido en Zotero. Como se puede apreciar, el autor puede agregar datos a los existentes, incluir notas personales sobre el ítem, relacionarlo con otros ítems y “tagearlo” en la base de datos.  

      c.       Inserción
La acción más importante es la inserción de los ítems en un documento Word. Zotero permite generar una aplicación en Word, mediante la cual podemos insertar una cita en un texto de nuestra base de datos y darle el formato requerido, en este caso, APA.  
A continuación citaremos el texto “A Study of thinking”, de J. Bruner (Bruner, Goodnow, & Austin, 1986)  Al final del documento, aparecerá la cita completa en el formato elegido:
Bruner, J. S., Goodnow, J. J., & Austin, G. A. (1986). A study of thinking. Transaction Publishers.
Siempre podemos cambiar el formato elegido desde el comando Zotero, lo cual permite efectuar el cambio de manera automática sobre todas las referencias del mismo.
Asi se ve la aplicación de Zotero en el documento Word: 






De este modo, Zotero nos permite agilizar y optimizar una de las tareas más arduas y áridas que todo académico debe realizar, y la convierte en una tarea útil y ágil.
Zotero asimismo, actúa como una excelente herramienta para la investigación cualitativa, pero ese es tema para otro artículo.
Los invito a dejar sus comentarios
Marcelo I. Dorfsman

Más información sobre Zotero: http://www.zotero.org/


[1] El presente artículo no pretende reemplazar a la guía del usuario de Zotero. Es un artículo explicativo sobre el uso y las utilidades de esta herramienta.

13 ene. 2011

Software Libre: una oportunidad para los perseverantes


Tal como lo mencioné en el post: Facebook vs. Google, la “cuarta ola”, asistimos a una etapa del desarrollo tecnológico en la cual el hardware y el software se van tornando cada vez menos relevantes, frente a la ascendiente preeminencia de las redes y en particular, de las redes sociales.

Por supuesto que no me refiero a que software o hardware han desaparecido o están en caminos de hacerlo… simplemente afirmo que su importancia ha sido relegada a un segundo, o tercer lugar, frente a la que crecientemente están asumiendo, en todos los campos, las redes como Facebook y en menor medida, Twitter.
En este artículo me referiré al denominado software libre. El software libre, denominado también Open Source es – como su nombre lo indica – un software que no requiere pago de licencias. Open Source es un movimiento en origen ideológico, cuyo propósito es  facilitar el acceso a las herramientas informáticas de manera libre e ilimitada.
Por ejemplo, el Open Office es un simil del conocido paquete Office, y Moodle es un sistema de gestión de contenidos para la enseñanza, simil Web-CT o Blackboard.
¿Cuáles son las características del Software Libre?
Además de la gratuidad de la licencia, el software libre trabaja de modo cooperativo, con miles de programadores que desarrollan aplicaciones, actualizaciones y servicios – en muchos casos libres y en otros, con un mínimo pago. Asimismo, el software libre se actualiza en forma permanente, tiene múltiples foros de consulta y asesoramiento, y los programas más difundidos tienen generalmente amplias versiones en español.
Algunos ejemplos interesantes, que me resultan de mucha utilidad en mis diferentes tareas educativas son: La plataforma Moodle, excelente gestor de contenidos y bases de datos para la enseñanza a distancia (ver mi nota sobre Plataformas a Distancia); Zotero, excelente gestor de referencias bibliográficas a la vez que herramienta de mucha utilidad para la investigación cualitativa; y Joomla, una excelente herramienta para la creación y administración de páginas web.
¿Qué es lo que el software libre no provee?
Es importante tener en cuenta que el software libre nos ofrece la licencia para el libre uso de los programas, pero no nos enseña a utilizarlos ni tampoco nos provee del apoyo técnico que una empresa si nos proveería.
Una institución que, por ejemplo, opta por adquirir una plataforma Moodle para la enseñanza, debe saber que ahorrará dinero en una eventual licencia abonada a IBM, Blackboard u otras. No obstante, esa institución deberá abonar dinero en la customización de Moodle a sus necesidades, diseñarla de acuerdo con su apariencia, capacitar personal que se ocupe de las diferentes tareas que se requieren (desde el administrador hasta a los alumnos) y darle soporte técnico.
Los costos de las licencias pueden no ser despreciables. La licencia del gestor de referencias bibliográficas Endnote asciende a 300$, y 115$ para estudiantes. El Zotero en cambio, es gratuito…
¿Qué programa es conveniente entonces?  No es este el espacio de las recomendaciones específicas. El software libre tiene la ventaja de poder bajarlo, aprenderlo y probarlo. Si no resulta, se borra y se prueba otro. Requiere de nosotros dos atributos que a veces escasean: tiempo y perseverancia.  El software pago puede venir recomendado, seguramente tendrá muy buen soporte y en muchas ocasiones es de muy buena calidad. No obstante, una vez hecha la compra… no se aceptan devoluciones.
El mundo del software libre es inmenso… se los recomiendo.
Los invito a realizar consultas y comentarios

Marcelo I. Dorfsman

Algunos links de Interés:
Zotero, el gestor de referencias bibliográficas

7 ene. 2011

¿Cómo aprovechar la tecnología para generar trabajo cooperativo?

El trabajo cooperativo es una de las áreas que puede ser optimizada mediante el uso de las tecnologías. En este artículo, me referiré especialmente al trabajo cooperativo en el área de la investigación científica, y en la enseñanza en el nivel superior terciario y universitario.
Comenzaré diciendo que, según mi propia experiencia, no es fácil incluir las nuevas tecnologías en el nivel superior-universitario. Esta afirmación, sustentada también en la literatura científica en el campo,  es válida tanto para la enseñanza como para la investigación.
Profesionales de cualquier ámbito deben realizar esfuerzos para incluir nuevas tecnologías en su trabajo diario, y estarán dispuestos a realizarlos en la medida en que – o bien reciban estímulos o premios a sus esfuerzos, o bien consideren que los mismos serán justificados por la obtención de mejores resultados o por la posible optimización de sus tareas.
En las universidades podemos cubrir ambas alternativas ofreciendo herramientas que posibiliten el trabajo cooperativo, y optimicen  el trabajo científico y la docencia.
¿Cuáles son esas herramientas?
En primer lugar, la primer recomendación para optimizar el trabajo cooperativo es la posibilidad de compartir documentos en forma remota. Google.doc ofrece en este sentido, una plataforma ágil, eficiente y gratuita para hacerlo.
Para utilizar google-doc, es necesario registrarse en gmail. La plataforma de google.doc permite compartir documentos Word, Excel y presentaciones power point. Dos o más personas acceden al documento en forma sincrónica, trabajan juntas, elaboran y corrigen textos, gráficos y demás. A su vez, el documento puede ser modificado sólo por una de ellas, y luego las modificaciones serán visibles a las demás.
Google.doc permite trabajo en equipo en forma sincrónica. Para el trabajo a-sincrónico, lo más recomendable es utilizar la función “control de cambios” que viene incluida en Word. Esa función, que no todo usuario de Word conoce, permite efectuar correcciones a un documento, las cuales quedarán visibles a los demás usuarios. "Control de cambios" nos permite ver quién realizó las modificaciones, qué tipo de modificaciones se realizaron, cuándo en cada caso, etc.
Una vez trabajados los documentos, se pueden realizar intercambios on line – sea vía Skype si es entre dos personas, o vía Wiziq, si es entre tres o más personas. Wiziq es una plataforma de web-conferencias, gratuita, que permite compartir audio, video y una pizarra de trabajo[1].
Una tercer herramienta que vale recomendar es el gestor de referencias bibliográficas. Esta herramienta permite a un investigador construir su propia base de datos de referencias bibliográficas, a partir de la concreción de búsquedas eficientes, organización inteligente, inserción en documentos Word y edición en el formato requerido (por ej. APA) Las herramientas permiten también reformatear las citas cada vez que sea necesario. Entre ellas, recomiendo el Endnote, que es un programa no gratuito, o el Zotero, que pertenece a la familia de Open Source y es gratuito. Los buenos gestores permiten, a su vez, compartir las bases de datos – lo que habitualmente hacen equipos de investigadores que se ocupan de los mismos temas o de las mismas investigaciones.
Como el lector podrá apreciar, he dado cuatro ejemplos de herramientas que favorecen el trabajo en equipos cooperativos y lo facilitan. Todas ellas son de uso libre, es necesario aprenderlas y ejercitarlas, lo cual supone un esfuerzo aunque no exagerado. Una adecuada política institucional puede favorecer su  inclusión, lo cual derivará en un uso adecuado de las nuevas tecnologías y en una optimización del trabajo de los científicos,  investigadores y docentes en esa la institución.

Marcelo I. Dorfsman 


Para buscar y empezar a aprender...
Google.docs
Endnote
Zotero
Wiziq


[1] Para más información sobre plataformas de web-conferencia, ver mi artículo  en este mismo blog http://marcelo-dorfsman.blogspot.com/