24 may. 2011

La integración de tecnologías en la Enseñanza Superior



En el año 2008, el Dr. Rafi Nachmias (Tel Aviv University) presentó una investigación acerca de las concepciones pedagógicas de docentes universitarios en relación con el uso de plataformas virtuales en la enseñanza. La investigación consiste en el seguimiento de un grupo de 17 docentes elegidos por su uso positivo de la plataforma, entre el año 2001 al 2005. Se realizaron dos cuestionarios – pre y post – tomando en consideración el uso que realizan de la plataforma High Learn, disponible para todos los docentes en esa universidad[1].  
De los resultados de la investigación, puede apreciarse que en líneas generales, se nota una evolución levemente positiva o bien una línea estable, en las actitudes del profesorado en los niveles de integración de las herramientas tecnológicas a la enseñanza. Tomando en consideración que, los docentes elegidos son aquellos que de por sí son los que tienen una actitud positiva hacia la tecnología, y que ninguno de ellos tiene que realizar grandes esfuerzos para acceder a la plataforma – dado que es un servicio que les brinda la universidad – entonces, los resultados de la investigación no son tan alentadores como aparenta. Asimismo, entre todos los indicadores, el único que baja a lo largo de los años es el de la motivación del docente. Esto ocurre básicamente por la falta de incentivos externos al uso de las tecnologías, y entiendo yo, por la falta de actualización de la plataforma y de la actualización de esos docentes en su utilización. 
Mi experiencia personal con docentes universitarios en otra universidad, me indica una tendencia similar. En el mejor de los casos, los docentes universitarios utilizan la plataforma como “biblioteca” o como “tablero de anuncios”, y sub-utilizan el potencial comunicativo e interactivo que ésta brinda.
Tony Bates inició en los 90´ un trabajo muy serio en la British University de Columbia, con el fin de incluir tecnologías en dicha universidad. El trabajo supuso una reingeniería amplia de la organización a fin de adaptar todos sus sectores a las nuevas demandas y oportunidades de la sociedad de la información. I
ncluir tecnologías excede los límites del aula, incluye la tecnologización del sistema de bibliotecas, desarrollo de ayudas de todo tipo, apoyo tecnológico en todos los niveles de la organización. Como resultado, una universidad con un alto grado de inserción tecnológica y virtual. (Bates, 1997, 2003) En su libro, Bates propone una serie de principios bastante claros y a simple vista, simples, por ejemplo:
·         Las nuevas tecnologías conllevan una necesidad de cambio en las organizaciones a nivel macro, como así la necesidad de modificar concepciones y metodologías en el proceso de enseñanza, aprendizaje y evaluación.
·         Las nuevas tecnologías no suponen, en el corto plazo, una reducción de costos a la organización sino todo lo contrario. No obstante, en el mediano y largo plazo contribuyen a una optimización de los recursos.
·         Las nuevas tecnologías suponen, en principio, la aparición de “llaneros solitarios” que lideran el cambio y la innovación. No obstante, esta modalidad no es efectiva, y es necesaria una estrategia generalizada de inclusión de las tecnologías en la enseñanza. 
·         Los docentes universitarios son quizás, el grupo que requiere de mayor capacitación y apoyo permanente en la inclusión de las nuevas tecnologías; asimismo, es necesario que estos docentes se interioricen acerca del funcionamiento de las leyes de la propiedad intelectual.
Entonces, podemos apreciar que, la clave en todo cambio educativo y también cuando se trata de la inclusión de nuevas tecnologías, tiene al grupo de docentes como protagonista central.
Una visión institucional clara y potente, compartida por el personal y que incluye valores como innovación, eficiencia y creatividad, no puede prescindir de los avances de nuestra era y menos aún, no preocuparse por la inserción del grupo de docentes en esa visión.

Marcelo I. Dorfsman







[1] La plataforma High Learn, que pertenece a Britannica, estuvo disponible hasta hace pocos años en todas las universidades israelíes, y ha sido reemplazada en forma gradual por la plataforma Moodle

13 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Tamara dijo...

Creo que la clave para que la tecnología sea implementada por todos los alumnos es la capacitación docente y proveerles tanto a los docentes como a los alumnos de los medios tecnológicos (que estén a su alcance) para que estos formen parte de su instrucción universitaria y que sea aplicada a su vida profesional. También me parece muy importante el incentivo por parte de la universidad a sus docentes del punto de vista económico y curricular.

sol dijo...

como va evolucionando, ,es rapido.es importante para docentes y para alumnos.en los siglos van cambiando y avanzando

Vanina dijo...

El artículo me parece muy acertado ya que hoy en día la tecnología nos rodea en la cotidianeidad y, más aún, en los aspectos relacionados con el entorno laboral.
Es importante que la institución educativa contemple a todos sus actores a la hora de implementar la tecnología para que nadie quede excluido.
Además, los docentes deberían contar con las herramientas necesarias (provistas por la institución) para poder aplicarlas a la currícula diaria, como recurso didáctico integrado.
Es imprescindible poner énfasis en el uso responsable de las herramientas tecnológicas por parte de docentes y alumnos, ya sea respetando la propiedad intelectual a la hora de trabajar con fuentes, como también el uso adecuado y pertinente en la tarea diaria.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
debitaiah dijo...

muy bueno el articulo y muy actual ya que hoy en día todo es atraves de la tecnología, y por medio de ella los alumnos son incentivados para seguir estudiando.

NICOLE dijo...

Me parece enormemente productiva la publicación de un artículo como éste, incentivando a las instituciones a capacitar a su personal docente respecto de la incrementación del estímulo del mayor y mejor uso de la tecnología y de la creatividad en la enseñanza. Esto conllevaría a la obtención de una generación más avanzada y capacitada, y a sus respectivos concecuentes. Entiendo que esto implica gran esfuerzo e inversión pero sin duda estoy a favor de esta idea.

Marcelo dijo...

Hola a todos! Gracias por sus comentarios al articulo, que es solo una pequeña punta de iceberg frente a una realidad que se presenta compleja.
Si aun no lo hicieron, las invito a sumarse a suscribirse al boletin del blog, dado que proximamente comenzare a dictar capacitaciones en el area.
Saludos!

rochi dijo...

Me es extremadamente dificil sacar conclusiones serias respector del los resultados mencionados en el articulo sobre la investigaciion del Dr. Nachmias. Las plataformas virtuales aplicada a la ensenanza comprenden un abanico muy ampllio y su aplicacion a cada carrera espcifica varia significativamente. Pongamos como ejemplo las carreras de Fisica e historia del Arte. Para la primera es primordial, para la segunda casi secundario.

Con respecto al trabajo realizado por Bates, creo que no podemos cerrar los ojos a lo que ha sucedido en el mundo en los ultimos tres anos en el ambito de la inclusion de las tecnologias en los ambitos de la ensenanza debido principalmente a la caida de costos y al cambio tecnologico.

En referencia a las conclusiones comparto el criterio de la importancia de los docentes en la inclusion de nuevas tecnologias pero creo que el protagonista central para llegar al objetivo es la direccion de los establecimientos educativos como en el caso de Columbia University expuesto en el articulo.

Marcelo dijo...

Hola Rochi, gracias por tus palabras. Respecto de Nachmias coincido y es solo un ejemplo de lo que ocurre en el campo. Asimismo, no me queda tan claro que para un profesor de fisica la tecnologia es primordial en la enseñanza, y no para el de arte... Tenemos muchas ideas previas respecto de este tema.
Saludos!

Patricia C. Olea dijo...

Coincido con que:
En el mejor de los casos, los docentes universitarios utilizan la plataforma como “biblioteca” o como “tablero de anuncios”, y sub-utilizan el potencial comunicativo e interactivo que ésta brinda.
Creo que subyace una visión instrumentalista de las TICs, que hace que no sea considerada como un espacio diferente, que se pueden hacer cosas diferentes a las instancias presenciales, pero que a la vez las potencien, complementen.
Tal vez el implementarlas porque es una novedad y creer que su uso asegura un éxito en los resultados, sin ponernos a pensar en el por qué, para qué, cómo de su uso, provoca que se pierda el interés de reconocerla como un espacio interesante de nuestras clases.
Creo que es necesario reflexionar sobre las implicancias didácticas de su uso, tal vez en una didáctica de los entornos virtuales o algo así.
Realmente me gustaría mucho investigar al respecto.
Saludos!

Javiva dijo...

Para los que tenemos cierta antiguedad en la docencia y no tuvimos enseñanza curricular de tic, nos es sumamente dificil incorporar estas nuevas herramientas. Pero destaco el esfuezo que realizamos ,ya que son nuestros propios alumnos los que nos incentivan a tratar de jugar a la par de ellos.

artesano dijo...

El concepto de mestizaje es muy cercano al latinoamericano. Nada mejor que pensar en una suerte de mestizaje tecnologico, donde cambiamos nuestra cultura al entrar en contacto con lo digital.
Los invito a conocer https://www.facebook.com/groups/impactosocialdeinternet?ap=1
el CAMEL del curso abierto impacto social de internet